sábado, mayo 28, 2022

La prestigiosa socióloga Alicia Aradilla da las pautas para afrontar una sociedad vírica

No te puedes perder

La importancia de la fortaleza mental según la prestigiosa socióloga Alicia Aradilla ante los retos que la humanidad está viviendo.

‘LA BATALLA ESTÁ SERVIDA: HUMANIDAD CONTRA LOS VIRUS’

En muchas ocasiones se escucha a emprendedores y empresarios la expresión “quiero cambiar el mundo” Actualmente la respuesta más plausible sería deja de ser humano, conviértete en virus y en un par de años has cambiado a distinto.

Bromas aparte. Los dos últimos años de la historia han cambiado la forma de vivir radicalmente. Según la socióloga Alicia Aradilla, experta en neurolinguística: “Entre confinamientos y olas, una tras otra, se entra en un nuevo año lleno de contagios exponenciales que de nuevo separan, aíslan y convierten la ilusión de celebrar en un alto riesgo de vida – literal. La famosa “nueva normalidad” cada vez se percibe más lejana y quimérica”.

“Quizás porque ser más humanos será la manera de no acabar colonizados por los virus.

¿Está la humanidad ante una guerra entre humanos y virus? Si así fuera, la humanidad lleva varias batallas perdidas embarcada ya en la tercera dosis de la vacuna.

Hay unas reglas de juego social que aún no se han comprendido:

1.- La salud es comunitaria, la mejor manera de cuidarse a uno mismo es cuidar al otro

2.- El individualismo comienza a ser muy disfuncional. Centrarnos únicamente en los sueños, deseos e ilusiones individuales es una estrategia perfecta para destruir la comunidad.

3.- Ser comunidad. Ser seres sociales y como tales jugamos bajo unas reglas sociales. Entender que el otro (alteridad) forma parte de la individualidad de cada persona y sus intereses. Es un objetivo comunitario combatir y ganar a la COVID y sólo desde el foco al objetivo grupal se podrán conseguir los objetivos individuales.

4.- Visión sistémica, la manera de encontrar ese lugar individual es crear un lugar social donde todos quepan.

5.- El placer aplazado. En esta rueda de imágenes, prisas, inmediatez, caducidad rápida y tantos aspectos más que dan una velocidad de vértigo a la vida, recuperar el placer de aplazar. Aplazar fiestas, viajes, encuentros, rutinas y, ¿por qué no? Deseos y sueños. Saber aplazar manteniendo la motivación.

La salud es comunitaria, y sólo desde ahí se podrá alcanzarla, ir un poco más allá de la inmunidad (sanitaria) de grupo, para lograr a la inmunidad (Social) de grupo, sobre todo, de nuestras miserias”.

www.aliciaaradilla.es

Más artículos

Disney + se une a Netflix en las plataformas que incorporan publicidad en sus contenidos

Grupo Anton, una agencia de publicidad en Elche especializada...

La nueva forma sostenible de dar uso a los contenedores marítimos

Remsa, una empresa dedicada a la venta de contenedores...

Últimos artículos