viernes, octubre 22, 2021

Pulsera dispensadora de gel: una empresa española revoluciona la higiene de manos y el cuidado personal

No te puedes perder

Relleno sin accesorios y capacidad de hasta 25 dispensaciones de líquido

O-band, es una pulsera de uso fácil e intuitivo, creada para hacer más eficiente la limpieza de manos, con un diseño minimalista que la convierte en un producto visualmente atractivo. Es la única pulsera de gel del mercado que permite comprobar el nivel de líquido en todo momento, y que cuenta con un depósito independiente fabricado en diferentes colores intercambiables. 

Para la compañía, el reto era fabricar una pulsera dispensadora de gel, que facilitara la desinfección de manos mediante un dispositivo cómodo y eficaz. La iniciativa contó con una excelente acogida entre las ideas innovadoras que se presentaron en la 3a edición del Concurso de Ideas Connect Up 2020. Ahora, tras pasar por un proceso de perfeccionamiento del diseño y fabricación, finalmente llega al mercado internacional.

¿Qué es la pulsera dispensadora de gel?

Este tipo de pulseras cuentan con un compartimento con capacidad de almacenar y dispensar gel hidroalcóhólico. La compañía asegura que la capacidad de almacenamiento de la pulsera dispensadora O-band es suficiente para un día de uso. Garantiza entre 25 y 30 dispensaciones con un solo llenado. Además, al contrario de lo que ocurre con otras soluciones similares disponibles en el mercado, esta pulsera puede ser rellenada con cualquier gel, sin necesidad de ningún dispositivo adicional. Este es uno de los aspectos más relevantes de la pulsera, que cuenta con una tapa flexible que al retirarse, deja un amplio hueco que facilita el rellenado.

La pulsera se presenta también como un complemento de moda, funcional y práctico. El diseño minimalista, con sus dos modelos, oscuro y claro, y una amplia variedad de colores del depósito intercambiable, convierten este accesorio en una pieza original y fácil de combinar con cualquier conjunto.

¿Qué beneficios aporta la pulsera?

La pulsera asegura que el usuario tenga siempre consigo el gel desinfectante, sin necesidad de transportarlo en el bolso o mochila. Otro punto a tener en cuenta es que la pulsera evita el uso de recipientes externos, que suelen requerir de dos manos para abrirlos. Sin embargo, con O-band es suficiente el simple gesto de una mano para dispensar el líquido, sin tocar recipientes manipulados por otras personas. 

Aunque la idea de la pulsera nació como contenedor de gel desinfectante, esta se puede rellenar con otros productos relacionados con la higiene y cuidado de la piel, como son líquidos de protección solar, lociones naturales, serums, hidro-sprays hidratantes, etc.

Para abrir el mercado más allá del ámbito personal, la empresa fabricante O-zink ofrece también la posibilidad de personalizar las pulseras con logotipos y diseños grabados en la tapa superior, algo especialmente indicado en su distribución para empresas e instituciones.

Más artículos

Últimos artículos